Dolor de Rodilla en el Niño y Adolescente

Dolor de Rodilla.png

Los adolescentes pueden experimentar dolor en la cara anterior y centro de la rodilla, generalmente por debajo de la patela (hueso de la rótula). Es frecuente en pacientes  que realizan algún deporte, y con mayor prevalencia en mujeres.

Como hemos mencionado en otros artículos, identificar el origen del dolor en el sistema músculo-esquelético es clave en el tratamiento. Es cierto que existen variadas patologías en la rodilla que generan dolor, pero normalmente el dolor en esta población de pacientes se debe a sobreuso (ejercicio excesivo), falta de calentamiento, ejercicio que sobrepasa la capacidad física del paciente y la falta suficiente de descanso.

¿Que es la rodilla?

La rodilla es la articulación que consituye la porción distal del fémur con la porción proximal de la tibia, más el hueso de la rótula. Es la articulación más grande que tenemos, y su función le permité al cuerpo poder desplazarse mediante la marcha, brincar, escalar, caer. Todo mediante un logro biomecánico que incrementa la fuerza muscular del aparato extensor de las extremidades inferiores.

Rodilla

Causas

La rodilla es una arituclación poderosa y muy compleja en su estructura. Es debido a esta complejidad que es vulnerable a alteraciones en su alineación. Cuando una de estas estructuras se daña, el complejo articular puede disminuir su rendimiento y el síntoma cardinal es el dolor. La debilidad en el aparato extensor de la rodilla conformado por el músculo cuadriceps causa que la patela no permanezca dentro del surco intercondíleo. Esto otorga estrés extra a los tendondes de la patela y mayor lesión en su superficie articular. Reiteramos, esto genera dolor.

Factores que causan dolor:

  • Inbalance muscular del aparato extensor de las rodillas (cuadriceps e isquiotibiales).
  • Alteraciones en la alineación de las extremidades desde las caderas a los tobillos.
  • Uso inapropiado de equipo deportivo; técnica inadecuada al realizar ejercicio físico.
  • Ejercicio exesivo o cambios en el tipo de entrenamiento.
  • Uso inadecuado de calzado deportivo o de la superficie donde se realiza el deporte.

Equipamiento

Síntomas

  • Dolor, descrito por el paciente como un dolor sordo, gradual, que incrementa con los movimientos de la rodilla. Puede llegar a ser tan intenso que dificulte actividades como subir o bajar escaleras, subirse a un auto, sentarse, atarse las agujetas de los zapatos, etc.
  • Ruidos de las rodillas. El paciente lo refiere como crepitaciones, tronidos o crujidos. Estos pueden asociarse o no con dolor.
  • Dolor nocturno. Puede despertar al paciente.
  • Dolor en actividades deportivas o recreativas que incluyen, saltar, correr, escalar, cargar, etc.
  • Dolor que el paciente experimenta cuando cambia de equipo deportivo, calzado, etc.

Ante culquier síntoma de disconfort por parte del paciente, recomendamos acudir con el ortopedista. Aún más si se asocian a otros síntomas como bloqueo de la articulación (imposibilidad para extender o flexionar la rodilla por completo), inflamación, sensación de inestabilidad (sensación inminente de luxación de la articulación). Esto puede indicar que existe un problema mecánico de la rodilla. Si el dolor interfiere con tus actividades diarias, solicita una valoración.

En la consulta determinaremos el origen del dolor. Realizamos una correlación clínico-radiográfica mediante la exploración física del paciente y sus estudios radiográficos. Se establece la alineación de las extremidades inferiores y la posición de la patela con relación a ésta; estado del cartílago articular, rango de movimientos de las cadera y rodillas; estabilidad articular de la rodilla; furza muscular del parato extensor e isquiotibiales. Inlcuimos toda la información obtenida en la historia clínica del paciente relevante a la patología.

Estudios de imagen

  • La radiografía convencional ofrece imágenes detalladas de las estructuras densas como el hueso. Junto con proyecciones específicas que se solicitan en caso de ser necesario, se establece la arquitectura normal de la rótula, su alineación y la posición de la rótula respecto a ésta. El estudio es comparativo entre las dos rodillas.
  • La resonancia magnética de la rodilla ofrece una mejor visualización de los tejidos blandos. No es el primer estudio de imagen a solicitar. Sólo en caso de que los síntomas lo ameriten, puede requerirse en una consulta de subsecuencia. Es muy últil para determinar daño articular o ligamentario.

Merchant

Tratamiento

Recuerda que estamos hablando de una patología esperada en este grupo de edad, más no deseada. Amerita simples cambios en el estilo de vida. Evita realizar las actividades que te generan dolor hasta que ya no lo experimentes. Mientras se encuentra en un peridodo de desinflamación, puede cambiar a actividades de bajo impacto. La natacón es un excelente ejercicio. Considera que el dolor se puede deber a una mala técnica deportiva, por lo que su modificación podría aliviar la sintomatología y evitar futuras lesiones. La reanudación de las actividadses de alto impacto debe ser gradual.

  • Terapia física. El fortalecimiento y estiramiento muscular, la resistencia y los rangos de movilidad articular en rodillas y caderas pueden mejorar con ejercicios específicos. Nos enfocamos en el cuadriceps y músculos aductores, los principales estabilizadores de la rótula. Estos ejercicios pueden ser explicados para realizarlos en casa, o de ser necesario, se puede sugerir la asistencia de un fisioterapeuta especializado.
  • Frío local. La aplicación de hielo en el sitio de dolor, especialmente al término de la actividad deportiva puede aliviar o evitar la sintomatología.
  • Dispositivos ortésicos. En ocasiones se indica uso de plantillas para otorgar soporte al arco plantar, evitar fatiga del pie y aliviar el dolor. Los zapatos deportivos de última generación ofrecen apoyo a las actividades deportivas regulares.
  • Analgésicos/antiinflamatorios. El uso de analgésicos/antiinflamatorios (AINE’s, Antiinflamatorios No Esteroideos) se indica en caso de que el dolor no remita tan fácilmente con las medidas antes mencionadas. Recordar que su uso no debe ser prolongado y siempre bajo supervisión médica del cirujano ortopedista.

Pronóstico

El dolor de la rodilla en el adolescente localizado en el centro y su cara anterior normalmente remite por completo con estas sencillas medidas. Sin embargo puede existir recaída si el paciente no realizó modificaciones al estido de vida deportivo y recreativo.

Es imporante acudir al ortopedista en caso de que el dolor persista, puesto que el dolor puede deberse a otra causa y ésta pudiera requerir otro tipo de tratamiento. Un dolor frecuente en niños y adolescentes se debe a Osgood-Schlatter, padecimiento del cual se habla en otro artículo.

¿Tienes preguntas acerca de este padecimiento y de su tratamiento? Agenda una consulta de valoración.

Llama a nuestros teléfonos.

Agenda una cita en línea aquí (doctoralia website).

Cita en línea aquí (Ortopedia Lindavista website).

Escríbenos: ivanld85@gmail.com

Urgencias y WhatsApp: 5569 138215

De la mano del Dr. Alejandro Lara, en Ortopedia Lindavista queremos que vivas sano.

Ortopedia Basada en Evidencia.

Cirugía articular

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s