LESIÓN DE MENISCOS

Lesión de meniscos

LESIÓN DE MENISCOS

Los meniscos son estructuras cartilaginosas en forma de luna creciente que se sitúan en la superficie articular de la tibia. Su función es la de absorción y distrubución de la energía, a través del aumento de la superficie de contacto con los cóndilos femorales; también sirven como estabilizadores secundarios de la rodilla. La correcta función de la rodilla depende de la integridad de sus estructuras, en especial aquellas de gran importancia como lo son los mensicos. Su daño genera osteoartrosis, una condición de degeneración acelerada del cartílago articular. Un menisco está compuesto por tres zonas: una zona Roja o vascular que representa el área periférica con mayor aporte sanguíneo y que tiene potencial de cicatrización; una zona avascular o Blanca situada en el área más central de la articulación, cuya nutrición depende del aporte del líquido sinovial (zona sin potencial de cicatrización); y una zona intermedia.

MENISCO

MECANISMO DE LESIÓN

La lesión de los meniscos puede deberse a un evento traumático (agudo) o degenerativo, o a una combinación de ambos. El paciente con la pierna fija en el suelo cargando su peso, presenta un maniobra de torción. La energía necesaria para ocasionar esta lesión puede variar; estas lesiones ocurren frecuentemente en deportistas que practican muchos cambios de posición como son el fútbol americano, el bastquetbol, fútbol soccer, etc; pero también ocurren al realizar actividades de la vida diaria, reproduciendo el mecanismo de lesión en algo tan cotidiano como levantarse de una silla.

Patrón de lesiones meniscales.jpg

SÍNTOMAS

El paciente presenta dolor e inflamación sobre la línea articular de la rodilla, puede haber ocupación articular por líquido, percepción de un clic o incluso bloqueo de la articulación (incapacidad para extender o flexionar la rodilla debido a la existencia de un fragmento de menisco que se ha desprendido). La presencia de sangrado dentro de la articulación es poco probable debido a que el menisco es mucho menos vascularizado que otras estructuras de la rodilla como los ligamentos cruzados. Se trata del típico paciente con historia de bloqueo de la rodilla intermitente, inflamación y dolor con cada paso que da. Hay que considerar que no todos los desagarros en meniscos son sintomáticos. Las lesiones degenerativas del cuerno posterior son relativamente comunes en pacientes de edad media y posterior y por lo general no dan síntomas. Es frecuenrte que los desgarros meniscales se asocien a lesiones de ligamento cruado anterior (LCA).

DIAGNÓSTICO

Para llegar a un diagnóstico, debe existir una correlación de la historia clínica del paciente con hallazgos en la exploración física y en los estudios de imagen apropiados. En el consultorio, el ortopedista realizará algunas maniobras para determinar la existencia de desgarros meniscales. En ocasiones el diagnóstico de una lesión aguda de los meniscos no es sencillo debido a la coexistencia de lesiones asociadas, especialimente la ruptura del LCA, entre otras. Las radiografías convencionales de la rodilla, aunque no son últiles para hacer diagnóstico de lesiones meniscales, si son el primer estudio imagenológico a solicitar. La resonancia magnética es un estudio de gran utilidad, pero puede no detecar ciertos patrones lesionales. El Gold Standard para el diagnóstico de lesiones meniscales es la visualización directa a través de un procedimiento quirúrgico de mínima invasión: visión artrosópica.

menisco 2

TRATAMIENTO

Los desgarros meniscales de forma inicial son tratados con uso de una adecuada analgésia e inmovilización de la rodilla afectada; el hielo es excelente como desinflamatorio complementario. Dependiendo del tipo de lesión meniscal y a la presencia de lesiones asociadas, el manejo puede ser conservador o quirúrgico, pero no consituye una urgencia inmediata. No así, los casos de bloqueo articular, los cuales sí ameritan una intervensión quirúrgica pronta.

PREGUNTAS FRECUENTES

  • ¿PORQUÉ LAS LESIONES MENISCALES AMERITAN TRATAMIENTO QUIRÚRGICO?: La cirugía está reservada para pacientes con síntomas persistentes que limitan la movilidad, por ende la actividad diaria.
  • ¿QUÉ ESPERAR DE UN TRATAMIENTO QUIRÚRGICO?: Como se mencionó antes, la cirugía no está indicada en todos los pacientes. El paciente debe ser seleccionado como candidato a beneficiarse por dicho procedimiento.
  • ¿TODAS LAS CIRUGÍAS PARA MENISCOS SON IGUALES?: No, dependiendo de la lesión existente, existen procedimientos para remodelar el menisco, reparar el menisco o incluso restituir el menisco con injerto cadavérico. Cada tipo de lesión tiene sus indicaciones propias. Además, si existen lesiones acompañantes también éstas deberán ser tratadas.
  • ¿ES RIESGOSO REALIZAR ESTA CIRUGÍA?: En manos experimentadas como las nuestras, se tratan de procedimientos sencillos con resultados óptimos para la función del paciente.

 

Este artículo, no pretende sustituir una consulta médica de especialidad en ortopedia. Si tienes preguntas acerca del padecimiento, del tratamiento y del pronóstico, no dudes en contactarnos. Puedes agendar una cita en línea aquí o llamar directamente a los teléfonos.

Nos gusta la ortopedia, nos gusta lo que hacemos. Sabemos cómo hacerlo y ¡lo hacemos muy bien! Estamos a tus órdenes.

Ortopedia Lindavista® Centro Ortopédico Multidisciplinario de Alta Especialidad en Cirugía Articular y Cirugía de Columna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s